martes, 4 de octubre de 2022

Peñasanta invernal una recopilación que irá creciendo...

 Peñasanta, cara norte: el Teatro de los Sueños













Así definió Bobby Charlton Old Trafford, el estadio del Manchester United: el Teatro de los Sueños. No me gusta el futbol, pero siempre que miro esa pared no puedo evitar que esas palabras resuenen en mi cabeza.

Peñasanta, Torresanta para los de León, la Reina de las montañas  cantábricas por su altura, por su tamaño desmesurado y, sobre todo, por el compromiso que le da la lejanía (relativa) de pueblos o refugios. En línea recta, Caín está al lado, pero un mundo separa las casitas a la vera del Cares de los 2.596 m de su cumbre, y más en invierno.













 Dos vertientes perfectamente definidas, la muralla sur que desde que se inaugura en agosto de 1935 con la Casquet-Cuñat-Villarroel a la Brecha de los Cazadores se convierte cada verano en meca para escaladores de todo el país y de todos los niveles, pero con algo en común: todos anhelan la experiencia de “vivir” Vega Huerta por uno o varios días bajo la mole gris de la Reina. En  cambio, la muralla norte es un lugar sombrío y lejano que tiene grabada en sus grietas y paredes la historia y los nombres del alpinismo invernal en los Picos de Europa.

Tendemos a acotar las caras y orientaciones de nuestras montañas con escuadra y, aunque más o menos la Peñasanta se ajusta, hay que establecer que su cara norte  es el espacio orientado al Cantábrico que está entre la Aguja de Mesones y La Forcadona; abarca así un abanico amplio: frontal NE, escudo N y sector NW, todo es norte, todo es Peñasanta.

Las limitaciones de los accesos por el norte y las dificultades de los tiempos de posguerra, unido a la crudeza de aquellos inviernos, hacen que el desarrollo del alpinismo invernal en Picos de Europa se retrase en comparación con otras montañas europeas y españolas. Fijémonos, por ejemplo, en la ascensión de Pedro Udaondo y Ángel Landa a la norte del Picu Urriellu el 8 de marzo de 1956, fecha en la se inaugura en los Picos de Europa la escalada invernal en cara norte. La Chimenea Norte de la Pidal-Cainejo en invierno no es el itinerario rocoso estival conocido por todos, sino una difícil canal, mucho más cerca de una cascada de hielo fino y adiedrado que de un corredor clásico.

 

Una vista de la NW desde el Torco.
















Estas primeras ascensiones invernales son propias de un periodo donde la montaña y el alpinismo está muy organizado y hasta cierto punto autoconstreñido, puesto que  para que sean consideradas “invernales” han de realizarse en el periodo de invierno estacional puro (21 de diciembre a 21 de marzo). Esta tendencia se mantiene aún en las ascensiones himaláyicas, donde objetivos alpinos como el K2 invernal aún permanecen como una asignatura pendiente para el futuro. Actualmente, con el cambio climático, cuando muchas veces las condiciones invernales puras no coinciden con los calendarios, negarle el adjetivo “invernal” a una ascensión realizada en los Picos un 19 de diciembre o un 7 de abril es una necedad.

1972_____________________________

No se suele reconocer a Álvaro Zorzo, Samuel Álvarez, Julio Vega y J. A. Galán como autores de la primera invernal en  Peñasanta, pero suya es, dado que el 23 de diciembre de 1972 se encaramaron por la Canal Ancha y de este modo inauguraron el alpinismo invernal en esta pared además de las “peregrinaciones” hasta el Jou Santu. Esta ascensión suele quedar olvidada, pero si bien es cierto que la Ancha consta de un solo resalte (para abrirse luego hasta la Brecha Norte en una canal más tendida)  ni dicho resalte es fácil ni está fuera de la norte, así que es justo reivindicar esta escalada como una auténtica y meritoria invernal.














 



1973_____________________________

La tendencia a repetir los itinerarios estivales
, propia de la época, se mantiene y, así, justo un año después, Santiago Respuela se apunta la Normal de la Canal Estrecha. Esta es quizá la vía más repetida de la Peñasanta en invierno, tanto por ser un seguro de condiciones como por contar con bastante equipamiento repartido a distintas alturas de la canal según la cantidad de nieve y hielo que presente. Esta relativa popularidad y quizás su minusvaloración hace que sea la única vía invernal de la Peñasanta en la que se hayan producido varios accidentes graves, incluso mortales*.



 























1974_____________________________

Gonzalo Suárez y Pedro García Toraño, en dos días de las Navidades del 74, surcan el Espolón Norte, la divisoria física de las dos vertientes  más claras de nuestra norte: la norte y la noreste. Aunque hay gente que  desdeña esta vía como invernal pura, se trata de un itinerario mixto difícil y expuesto (que, además, recoge la salida de muchas vías de la  NE y varias del escudo norte), es un itinerario largo y recio, y sus 500 metros de desarrollo lo convierten en el de más longitud de esta pared. Quizás por ello, escasean las repeticiones del mismo en periodo invernal. Esta ascensión, llevada a cabo en dos días y no poco accidentada, ya que Pedro García pierde un piolet en la escalada, es uno de los  puntos de inflexión en la escalada de dificultad invernal en los Picos de Europa.

Repasando fechas y “primeras” llaman la atención los huecos en blanco en la línea de tiempo, pero los Picos son así: en cuanto a condiciones favorables, hay temporadas mejores y peores o incluso en blanco. A estas dificultades derivadas de la meteorología, en aquella época se unían la inestabilidad del país y las deficientes comunicaciones.



 











1979_____________________________

Debemos movernos hasta el año 79 para ver dos aperturas en una misma semana, y digo aperturas conscientemente: en mi opinión, aunque un itinerario esté realizado en verano, al quedar enterrado en nieve y hielo se transforma en algo completamente distinto. En aquella época se hablaba de primera invernal a la vía tal o cual y de este modo los itinerarios han mantenido el nombre estival. Es lo que ha ocurrido en el Ojal de Anselmo Menéndez y Claudio Sánchez, realizada el 7 de enero de ese año 79, que comparte el sistema de viras de la vía de Remis; o con La Escalonada, que justo una semana después escalan Gonzalo Suárez Pomeda y Juan José Iglesias Arrieta (más conocido como Juanjo Arrieta) en unas condiciones espectaculares, con la montaña convertida en un merengue blanco con tintes peruanos. Son años donde la soledad que se sigue viviendo hoy día en invierno en esta montaña era aún mayor si cabe: los ascensionistas recuerdan como el paso de una avioneta en vuelo rasante, que los divisa y saluda, les reconforta durante unos segundos en la inmensidad blanca del Jou Santu.














Entrada del Ojal un 17 de noviembre, porque  Peñasanta es muy variable en cuanto a condiciones y fechas, y no es raro poder hacer un Ojal, una Estrecha, incluso una Norte Directa así de temprano, es solo cuestión de ir y ver...

El Ojal da posibilidad de asegurar en roca algo en la zona central, suelen aflorar un par de reuniones de clavos pero no se puede contar con ello.


Si las condiciones a cumbre no son muy favorables, mucha gente escapa por el hombro buscando la bajada y muchas veces los rayos del sol que no han visto en todo el dia.



















Este es el croquis de la Canal Escalonada que pertenece a Rubén Suarez Carballo, es una actividad no muy habitual y menos saliendo a la arista, las pocas repeticiones de esta vía suelen salir hacia la estrecha ( siguiendo las viras de la original de verano). Por su interés tenéis aquí el relato  https://rsuarezcarballo.wixsite.com/caminodeaventura/post/aventura-blanca

A partir de aquí iré intercalando croquis míos con croquis de alpinistas que me los ceden con permiso escrito y expreso para esto porque el relato gana y no tiene sentido copiar un croquís si el original es mejor.

La década de los 70 termina y con ella la transformación de la técnica que va acompasada a la evolución de las herramientas. En apenas diez años los piolets han cambiado, atrás quedan los mangos de madera y las hojas a 90º y se han impuesto piolets de 50 cm y hojas anguladas que permiten la escalada más allá de los 65º, limite anterior a partir del cual aparecía la palabra ¡imposible! en los labios secos y agrietados de los alpinistas.

1980__________________________

El año 80 Santiago Respuela vuelve a la carga y en dos intentos, y sin dejar material instalado detrás, enlaza a la izquierda del Espolón Norte un sistema de diedros y fisuras: Cami. Sin ninguna referencia mas que esto no me atrevo ni a dibujarla ni a especular sobre ella, en croquis posteriores saldrá marcada por donde se supone que discurre pero las informaciones de la época son tan vagas o inexistentes que no se trata mas que de suponer.














Así, el 30 de diciembre de 1980 Claudio Sánchez (Tito)  se adjudica en solitario la vía Directa que surca el centro de la cara norte con trazado paralelo al inicio del Ojal; y cuando el trazado se desvía a la derecha por la vira, la Directa asciende en tres largos a la cumbre. Es un itinerario estético y elegante que permite alcanzar todos los años la cumbre escarchada de la Peñasanta y que, junto con el Ojal y la Estrecha, conforma el trio de clásicas mas repetidas de la montaña.


La parte inferior hasta la bifurcación muchas veces se realiza por la línea del ojal pues es apenas unos 5 / 10 metros mas a la derecha aunque si la separe un riñón de roca en el segundo largo. A veces el murete final no se encuentra en condiciones y se realiza una variante por la derecha que realizando un arco en forma de "D" te deposita bajo el casco cimero donde está la decisión de ir a cumbre o escapar hacia los hombros...

Las reuniones son orientativas, hay años que afloran los clavos, que las cosas como son están bastante castigados, pero muchas veces es imposible verlos pues yacen bajo un metro de hielo. A veces los tornillos de 17 cm entran, otras veces los de 10 cm rascan... "Esto es la Peñasanta querid@s..."

Desde la bifurcación, disfrutando del hielo de la Norte Directa

En la foto de abajo escapando por la derecha por una de las variantes que permite esquivar el muro si este no tiene hielo.











 




1982_________________________________________

Las generaciones de escaladores se mezclan. Tito anda ya en su plenitud, dejando huella en los Picos, pero Juanjo Arrieta y Gonzalo Suárez Pomeda siguen haciendo importantes aportaciones al alpinismo en la Peñasanta con la hoy casi olvidada repetición en invierno del itinerario de la cara NE Fierro-Marquínez. Fue un 7 de febrero de 1982, con la pared tapizada de hielo fino que, según las anotaciones de Arrieta, dejaba el itinerario “algo delicado y expuesto”: es difícil resumir mejor y de forma mas concisa una ascensión en esa vertiente y en esa época. Esta línea, casi sin repetir se trenza con un itinerario moderno y audaz de J. Francisco Gutiérrez Piñera 4642 turbo, os pongo el croquis básico de la pared porque sin haber repetido ninguna de las dos rutas me parece un alarde de "dibujo" afinar mas que lo que os pongo a continuación.

1986_________________________

Las líneas más evidentes de la montaña están escaladas, pero el alpinismo avanza y con él el nivel de los alpinistas. Los Pirineos, Alpes, Escocia o Ecrins son destinos habituales para los peregrinos del Cornión, lo que hace que su visión se amplíe y así, el 8 de marzo de 1986, Alberto Sio, Pablo Valverde y Alfonso se alzan a la derecha del Espolón Norte por un fino reguero de hielo empalmando con el Espolón Norte muy arriba alcanzando la cumbre por la vira por la que discurre la Variante Gonzalo estival. La pared está completamente tapizada y el descenso lo realizan por la Norte Directa “cramponeando sin colgarse mucho de la cuerda”. Tiritonitis queda grabada en la pared, aunque el nombre original era "Tiritosis" derivado de la fresca pasada en la fría norte de la reina.


 

























Efímera siempre, a veces el ciclo de retorno es como el de sus vecinas, cinco años, siete... Lo que hace que su escalada sea uno de los griales de la Cantábrica. en la foto Kico Cerdá en una variante de salida a cumbre por la derecha, una champa de centímetros que duró unos días.

Es curioso como las ventanas de buenas condiciones hacen que se agrupen las aperturas en Peñasanta, una tónica que se mantiene en el tiempo. Una semana después, el dia 15 de marzo del mismo año, Juanjo Arrieta y Gonzalo Suárez realizan la primera invernal a la Argüelles-Pomeda. Juanjo y Gonzalo no rebautizan la vía, pues para ellos es simplemente una primera invernal a la misma; pero este itinerario, que además es uno de los más bellos de la montaña, es una “grande course” con entidad propia y completamente distinta al recorrido en seco. La vía termina en la cresta y llegar en invierno a la cumbre por la arista oriental de la montaña es espectacular a la par que inolvidable. Por aquello de estar algo más lejos que el escudo central cuenta con pocas visitas pero sirvan estas líneas como reivindicación de esta preciosidad de escalada  para aquellos que dicen que los Picos “son solo sota caballo y rey”…
Esta vertiente es maravillosa pero tiene un hándicap por su orientación , el zócalo de acceso tiene una inclinación de libro para las avalanchas y al estar a sotavento del oeste se forman placas en algunas ocasiones de tamaños considerables con lo que lo hemos de tener en cuenta en nuestras planificaciones.



1997____________________________________


Durante unos años hay un vacío en la cronología de aperturas. No quiere decir que la montaña no tuviera visitas en invierno, que las tuvo, pero por un lado influyó  que hubo dos accidentes muy graves en la Estrecha en los años 87 y 91* y, por otro, que varias cordadas que habían protagonizado la historia de esta montaña se separaron. La desaparición de escaladores que podrían haber dejado otras huellas en la montaña, como fueron  Alberto Sio o Javier Badallo, hacen que haya que esperar hasta el año 1997, cuando la cordada formada por Koldo Orbegozo y el añorado Pedro Udaondo, tras varios intentos, consiguen alcanzar y recorrer una canal colgada de acceso al Espolón Norte, situada a la izquierda de Tiritonitis. Difícil de repetir, pues para entrar en ella necesita una altura en el nevero de la base que no se da todos los años y que ese muro forme el esquivo puzzle de acceso. Pero los parones no significan abandono, sino que, a veces, los inviernos no son favorables, o son demasiado crudos y los accesos se hacen demasiado largos.
No hay aperturas en unos años, pero nunca estuvo sola la reina.

2004__________________________________________



En el año 2004, el 13 de febrero, Miguel Ángel González, Pedro Díaz y Aitor García abren la Big Foot, una bella línea que en tres largos alcanza la zona central del “escudo”. Lo más característico de ella es la columna de hielo, clave del tercer largo: si el hielo en los Picos se suele caracterizar por su finura, el encontrar una columna separada es excepcional. (Miguel Ángel González, Pochacu, es uno  de los glaciaristas asturianos más activos, que acumula invierno tras invierno miles de metros de hielo de fusión a lo largo de toda Europa).


Ese mismo mes, Sergio Vidal Canal escribe por primera vez su nombre en la pared norte al abrir con su primo Francisco René Canal la vía llamada Directísima Primos Canal, una línea paralela a la Norte Directa pero completamente diferenciada, que alcanza la cumbre por la izquierda de aquella. Fina y efímera como pocas, son escasas sus repeticiones aunque su parte superior volvió a estar de moda en 2020.

 


Croquis original de Sergio Vidal, con permiso expreso, puedes encontrar mas info de esta y sus otras aperturas en su blog:      https://alpinismocantabrico.blogspot.com

2012_____________________________________

Quedan líneas por abrir pero el cambio climático y la lejanía no ayudan. Hay que esperar 8 largos años hasta que en enero de 2012, en un momento en el que no había una sola gota de hielo en el resto de la Península Ibérica, tienen lugar cuatro aperturas de la montaña concentradas en una semana.


Un hielo escaso pero perfecto hacen que en ese mes la soledad del Jou Santu se vea interrumpida excepcionalmente, con cordadas escalando líneas hasta  entonces desconocidas. El día 10 de enero se produce un momento  curioso pues, tras escalar Big Foot, dos cordadas distintas abren dos nuevas líneas de salida desde la columna: por un lado, Sergio Vidal e Iñaki Díez salen por un sistema sorprendente de cuevas y “goulottes” hacia la izquierda inaugurando la vía Memorial en recuerdo a gente como Sio, Udaondo, Badallo o Íñiguez, que nos dejaría unos días después. Y, por otro, desde la misma Big Foot, Martín Moriyón y yo salimos directamente a la cumbre tras tres largos rectos y verticales donde destaca un largo de M6, abierto a vista y sin expansivos, que enlaza con una placa de hielo fino donde solo los tornillos de 10 cm proveyeron de protección a un vuelo inesperado… Era el 10 de Enero y aquello parecía Gavarnie: por nuestra izquierda, Johnny Wensell, Álvaro Ramos y Manuel Aller repiten, mientras tanto, Tiritonitis. Coincidir en Peñasanta es un milagro, pero que haya dos aperturas, se repita Tiritonitis, y Simón Elías y Luis Ángel Rojo estén abriendo al mismo tiempo La buena gente en la NE de la de Enol, es una carambola irrepetible.

En esos días caen también  la Jana en la zona de Los Basares, una bella goulotte de 200 m de Sergio Vidal e Iñaki Díez, y ellos también firman la bellísima ruta Iñaki-Vidal; esta última discurre a la derecha de la Argüelles-Pomeda, paralela a ella y, en mi opinión, sin compartir ni siquiera el primer largo. (Sus aperturistas, muy prudentes, así lo señalaban; ahora, tras repetir la más antigua me ha quedado claro que son dos líneas independientes).


Tenéis los croquis de ambas rutas en el enlace:                                                                                                                                                                                                  

https://drive.google.com/file/d/0B9Qvbj_hYo1tM2VZcHU5Nk9kNTA/view?resourcekey=0-ZHaMoSLK51dlK7zapCuosg

2018___________________________________

Dos años consecutivos y dos líneas salen de los piolets de Francisco Gutiérrez Piñera y Aurelio Vélez que en dos fortísimos ataques entrando desde Caín. El 30 de enero de 2018 abren en el día “This ice is your ice”  entre el Espolón norte y la Cami. Sale a las campas a la izda del Espolón Norte, la apertura se realiza en unas condiciones super escasas, con seguros muy trabajados. Levantarse por ese muro en esas condiciones está al alcance de muy pocas personas.


Croquis original de Francisco Piñera publicado con permiso del autor.






 2019________________________________________

En unas condiciones de verglass muy expuesto “donde la lucha por la protección está garantizada” la misma cordada Piñera-Vélez abren  “4642turbo” que comparte el 2º largo con la Fierro Marquínez aunque si la antigua busca la salida hacia la derecha ellos salen directos a la arista.

Croquis del autor publicado con permiso expreso.









2020________________________________________

Unas condiciones brutales se dan en enero, la norte no está muy cargada pero el frio ha trabajado, hay mas hielo que nunca en varias partes de la pared y se repiten varias rutas, Tiritonitis estuvo en una condiciones brutales, así como Norte Directa. Estas dos rutas recibieron no menos de 15 repeticiones en esa semana. La salida MegaFoot estuvo perfecta, pero al final no se metió nadie, sigue esperando repetición.

El 8 de enero la cordada formada por Rafael Viña, Víctor Sánchez y Roberto de Paz entran por Big Foot y abren una conexión de hielo muy bueno  desde el pasillo por donde se conecta normalmente con la parte central hasta la Directa Primos Canal. Ese largo yo no lo había visto formado del todo nunca hasta ese año. 

El 9 de enero por la derecha del escudo central cuelga hielo por el muro que cae desde la rampa a derechas del Ojal, en tres largos salimos al hombro Kico Cerdá, Martín Moriyón y yo , el largo clave es tieso y de un hielo tirando a efímero.

El croquis es de Martín Moriyón.














2021-2022________________________________

La temporada se prometía muy buena, pero no ha sido formidable, no ha habido ninguna apertura, se reptieron Nortes directas, Ojales, Espolón norte , Estrecha... 

Martín saliendo en el ultimo largo del Espolón norte por la salida izquierda.





2022-2023______________________________

Está por escribir.... Si quieres añadir alguna línea, o mandarme un croquis o una foto el plan es ir contando la temporada de la Peñasanta invernal...



Y así queda el viaje y el dibujo del Teatro de los Sueños. Peñasanta seguirá siendo lugar de peregrinación para quienes buscan alpinismo invernal de verdad en los Picos de Europa, un teatro real donde buscar nuestra sombra tras las de otros y donde soñar y seguir soñando nos mantiene vivos a todos.

P.S.
Gracias a todos quienes me habéis ayudado a recopilar esto, a escalar algunas, a escribirlo y a quienes sigáis leyendo y mandandome cosas. 
Nos vemos en el Jou Santu

Bibliografía fundamental

Peñasanta, la perla de los Picos. Isidoro Rodríguez Cubillas. Ed. Desnivel

Cordillera Cantábrica, escaladas selectas. M.A. Adrados Ed. Desnivel

Peñasanta, el nombre y los hombres de la peña. Juan Delgado Ed. SZ

57 escaladas invernales en los Picos de Europa. Salvador Muñoz y Francisco Alarcón Ed. Desnivel

 *El 15 de marzo de 1987 Carlos Díez Ronda y José Julián García Chillón sufren una caída mortal en La Estrecha, en el mismo itinerario desde cuya salida sufre una caída Antonio Cesar Llamas Estrada en diciembre del 1991.


CASSIN